Borrell metiendo el dedo en el ojo

Josep Borrell ha saltado a los medios después de sugerir al comité federal del PSOE del que salió tarifando Pedro Sánchez que se dejasen de sandeces y “postureo” porque lo que importaba es posicionarse en el NO, impedir formar gobierno al PP y centrarse en las terceras elecciones generales o bien, optar por la abstención y trabajar para hacer una oposición responsable.

Sin embargo Borrell que parece a favor de facilitar el gobierno, alguien tenia que poner cordura a esta situación, ha asegurado en el Intermedio del Gran Wyoming que Mariano Rajoy no lo tendrá fácil porque las negociaciones con Bruselas serán duras y con los plazos muy ajustados. Cabe recordar que los presupuestos deben estar presentados el día 15 de octubre de 2016, ya se consiguió evitar en julio la multa por incumplir con la reducción de déficit en los términos exigidos por la Comisión Europea, claro que no podemos depender eternamente de la buena fe europea que eso sí congeló los fondos que percibe España de la UE.

Respecto al PSOE, Borrell no se anda con tonterías y tiene claro que las divisiones dentro del partido no han beneficiado a nadie. De igual manera, no comprende las críticas hacía su postura de negociar con el otro partido de izquierda y deja una amenaza en sus declaraciones:

“Si las dos izquierdas no son capaces de aproximar posiciones gobernará siempre la derecha”

Por otra parte, recuerda la inviabilidad del proyecto del PSOE porque solo cuentan con 85 diputados (que en su mayoría se posicionan en la abstención) y después de dar la negativa del comité federal a apoyar a Rajoy en el Comité Federal socialista no contempla o al menos no ha presentado una alternativa.

Entre las ideas expuestas por Borrell, me llama la atención una con reminiscencias “podemitas” que habla de hacer unas primarias para escoger a su secretario general y candidato mediante el voto no solo de los militantes del PSOE sino también de simpatizantes, la verdad que esto último me choca pero realmente no es novedoso porque el PSOE incluso presenta candidatos sin carné del partido como ocurrió en las elecciones autonómicas de 2015 con Ángel Gabilondo.

Sin duda, algo que espanta a Josep Borrell es la evidente división dentro del PSOE y que podría ser el principio de una muerte anunciada del partido, el show organizado en el comité federal del 1 de octubre que terminó con la dimisión de Pedro Sánchez sin seguir los cauces marcados en las normas y con una absoluta falta de respeto a los estatutos del PSOE. Sin duda fue uno de los capítulos más vergonzantes de uno de los principales partidos políticos españoles.

3 Respuestas

  1. Sí y no, alguien tiene que plantarse porque no se centran más que en sus egos y sillones

  2. Georgidan dice:

    Critica que se pongan a parir y él que está haciendo? Ciiiiiiiiinicooooooo

  3. Pasquillo dice:

    Uno que pone las cosas claras

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: