Claves para ser feliz en el trabajo

Son tiempos de crisis y la gran mayoría tenemos que tragar con la cantinela de “por lo menos tienes trabajo”. Sin embargo hoy, voy a  romper una lanza en favor de todos los que tenemos trabajo pero no compensa ese empleo más que a final de mes cuando te ingresan la miserable nómina que se irá en apenas horas entre alquiler, facturas y una paupérrima compra de básicos con los que pasar el mes.

Otros te dirán que total es solo trabajo pero si haces las cuentas (y no hace falta que seas matemático para sumar y restar) pasamos en el trabajo una media de 9 horas diarias, si vives en una gran ciudad, súmale otra hora y media de transporte. En conclusión y resumiendo pasamos más de 11 horas entre ir, trabajar y volver. Nos quedan apenas 12 para otros quehaceres a las que quitamos 7 que dormimos, 30 de aseo personal, 1 hora más dedicada a la alimentación…. ¡nos quedan 210 minutos que seguramente no nos den para familia y amigos… pero si pasas más de la mitad de tu vida consciente en tu lugar de trabajo (en caso de tener esa fortuna que supone hoy en día trabajar) o tienes una gran vida interior o necesitas aprender a gestionar tu vida laboral para que influya para bien en tu felicidad personal.

En todo esto, como siempre nos llevan ventaja y al más puro estilo marketiniano diremos que las 5 Ps del trabajador feliz son:

  • Proyecto: que te motive tu labor diaria sin motivación todo se te hará cuesta arriba e ir a trabajar será ya un trabajo en sí mismo. Bien, actualmente no están las cosas para andarse con melindres y en ocasiones te tocará lidiar con proyectos que no te guste, satisfagan… son cosas de la vida que no es perfecta pero mi consejo es que no dejes de luchar por encontrar el proyecto que te llene mientras sigues pagando las facturas con lo que te toque.
  • Puesto: la responsabilidad y sentirnos relevantes para el grupo será un punto favorable para algunos, mientras que otros huyen y prefieren puestos de menor responsabilidad. El caso es encontrar el lugar en el que encajar y afín a nuestros deseos.
  • Prescripción: si falla el proyecto y el puesto pero al menos es una empresa que queda bien en nuestro currículo y por ende nos servir como lanzadera para alcanzar nuestro trabajo soñado, creo que pocos serían los que se negasen a asumir el trabajo.
  • Personas: el ambiente es fundamental y más si tenemos en cuenta que pasarás con tus compañeros de trabajo más tiempo que con tus amigos, tu familia y por supuesto tu pareja, un ambiente en el que nos sintamos cómodos es algo que valoramos todos los trabajadores. Si bien en toda empresa siempre está el típico pelota que fastidia, la o él div@ que nos repatea y algunos otros específemes clásicos de todo espacio de trabajo. Es recomendable valorar el ambiente global y no cada trabajador en concreto y que cada uno se esfuerce en mantener un ecosistema laboral agradable para todos.
  • Pasta: si todo lo anterior falla al menos que quede el consuelo de un buen sueldo que te permita salir de la oficina y no preocuparte por facturas, llegar a fin de mes, etc. Una nómina que te permita tomarte unas copas ¡con quien tú elijas! y por supuesto darte un capricho que compense tu infierno de 40 horas a la semana con la asiduidad que te apetezca.

Si tienes un trabajo, enhorabuena y si tu trabajo cumple estos requisitos ¡ni se te ocurra perderlo! Haz lo que sea necesario para continuar en ese empleo, el puesto soñado por todos los que trabajamos por cuenta propia o ajena, ¡te toca ser feliz!

Si por el contrario tu puesto de trabajo solo cumple alguno de estos requisitos espero que sea el de la pasta y te permita ser feliz fuera del trabajo mientras buscas el empleo de tus sueños que seguro que si no te rindes y te esfuerzas en seguir luchando terminarás por encontrar.

El tercer supuesto es sin duda el peor, si tu trabajo no cumple con ninguno de estos requisitos ¡aguanta! peor es estar sin nada y sin ningún tipo de ingresos. Buscad pero bien sujetos a lo que tenéis.

Nunca te rindas, te mereces ser feliz y tú eres el propio gestor de tu felicidad laboral y personal.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: