Cocido con los huesos de Cervantes

Han encontrado los huesos de Cervantes, o no pero mira que están dando por saco con el manco literato. Y no puedo si no recordar cuando Celia Villalobos, la que ahora dedica su tiempo en el Congreso a jugar al Candy Crush, nos intentaba convencer de hacer cocido sin huesos de ternera y ahora no tenemos ni para tocino. Eso sí el ayuntamiento de Madrid se ha gastado 114.000 euros… eso son muchos huesos para el cocido, aunque todos sabemos que la alcaldesa no-electa de Madrid es más de tomar café con leche en la Plaza Mayor, eso sí descafeinado que si no pierde sus efectos relaxing.

botella-café.lecheEl caso es que nos hemos gastado 114.000 euros en unos huesos que pueden ser, o no, de Don Miguel de Cervantes Saavedra y hasta han encontrado, o no, a su esposa. ¿Y por qué tamaño desembolso de dinero público (que no tenemos) para encontrar unos restos apolillados, mohosos y escasos de hace más de 4 siglos? Pues porque la señora alcaldesa no-electa ha visto una manera de revitalizar el Barrio de Las Letras, ¡hacerlo el centro de la peregrinación cervantina! Y eso, que es alcaldesa de la capital de un país donde no se lee y está habiendo alarmantes recortes en todos los sectores del bienestar pero en el caso de potenciar el turismo… “con la Iglesia hemos topado, Sancho” y contra ella nada se puede y si no me creéis, que se lo cuenten al revitalizado Rouco Varela y su “modesto” apartamento a la vera del Palacio Real, frente al busto del romántico Larra, y que solo cuenta con 400 metros cuadrados, justo lo que necesita un sacerdote ejemplar.

desahuciosMientras Ana Botella, toma su descafeinado con leche en la Plaza Mayor, los del georradar se esmeran en profanar tumbas en busca de un viejo escritor, los forenses se entretienen buscando ADN para demostrar lo que es prácticamente indemostrable y los curas se jubilan en fastuosos palacios… Esto pasa en Madrid mientras los desahucios se suceden, los niños no saben apenas multiplicar y muchos llegaran a la edad adulta sin imaginarse siquiera quien fue ese Cervantes al que todos buscan, nuestros ancianos viven en la inmundicia por falta de personal en las residencias públicas y no poder costearse una privada (que poco se diferencia) y uno de cada tres niños españoles es pobre  y solo en Madrid hay 2.500 menores ¡desnutridos!

Sinceramente, me importará que encuentren los huesos de Cervantes si son buenos para echar al cocido y alimentar las carencias realmente importantes de los ciudadanos de Madrid.

4 Respuestas

  1. Aurora, me ha gustado tu entrada, tienes razón en todo lo que dices, pero todo ello no es óbice para no buscar y encontrar la dichosa tumba de Cervantes, en este país nos gustan los extremos, parece que es donde nos reconocemos, cuando el día a día es todo lo contrario. Seguiré leyéndote…

    Saludos, Emilio Díaz .

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: