Deporte y violencia: debate en redes sociales

Las redes sociales están que arden con comentarios que no se sabe muy bien si desprecian los actos violentos en los campos de fútbol o bien desprecian las acciones que están llevando a cabo los clubes y otros organismos como la propia Liga para condenar estas acciones.

Con hashtag como #CánticosCorrectos que muestran los insultos violencia en el deporteque actualmente se oyen en un campo de fútbol pero modificados mediante eufemismos que hacen el comentario más o menos gracioso en función del usuario de las redes sociales solo conseguimos generar cierto clima de mofa alrededor de un tema serio y que necesita una solución urgente como es la violencia en el deporte.

Parece que en las redes sociales solo se mueven temas con sorna, los temas serios acaban por diluirse entre chascarrillos, tuits graciosetes y post con poco fundamento. Claro que, comentarios de “líderes de opinión” en el tema de la violencia en el fútbol como Luis Enrique, no están contribuyendo para nada a que este tema tome la seriedad necesaria.

Esto me lleva a plantearme si las redes sociales son únicamente un entretenimiento o de verdad son un medio de expresión y reflejo de una sociedad desganada, que todo se lo toma a broma o peor aún estamos asistiendo al declive de este canal de comunicación… No sé vosotros pero yo creo que hay tiempo y hashtag para todos.

Hace tiempo que existen perfiles y Violencia y deporte entre niñosblogs como el del Sindicatos de Árbitros que se dedican a denunciar agresiones cada jornada deportiva, lo más alarmante de estas denuncias es que son en categorias infantiles, alevines, juveniles… Si los pequeños desde sus inicios en el fútbol están mamando esta violencia, no sé como nos extrañamos cuando proliferan hinchadas de ideología y violencia extremas.

¿Radica en las ideologías la violencia en el fútbol? Sinceramente, se ha hablado mucho de este tema y abogo por el divorcio de los clubes y política pero además creo que no es más que una excusa porque en categorías de niños no concibo la ideología política como clave de los comentarios violentos de papás energúmenos contra árbitros, entrenadores y jugadores. Simplemente es una cuestión de educación, de no creer que los profesionales del deporte llevan incluido en su sueldo el aguantar nuestros insultos y que sin improperios la animación de los partidos no es lo mismo.

Está claro que los insultos y amenazas no deben tener cabida en el deporte, pero corremos el riesgo de excedernos y para muestra Tebas que sale de su escóndite para autoproclamarse como adalid del buen gusto tratando de encontrar la fórmula de evitar la intolerancia y violencia en los estadios, lo complicado será determinar los límites lógicos para llegar sin pasarnos.

Espero que pese al debate de broma en redes sociales, hayamos tomado conciencia de que la violencia debe desterrarse de la vida y no solo en el ámbito deportivo.

2 Respuestas

  1. 3 marzo, 2015

    […] contó una gran verdad: ni el fútbol, ni la sociedad es ya lo que era y no hay respeto, paciencia, educación ni humanidad como para pararnos a escuchar a un señor que asegura sin ninguna duda “yo […]

  2. 16 octubre, 2016

    […] violencia es violencia, se tiña como doméstica, lucha política, homofobia o ‘hooliganismo’ deportivo. Los violentos deben tener algo de los que los demás carecemos, aunque desde luego de lo que […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: