Gatitos contra el terrorismo yihadista

La noche del 22 de noviembre de 2015 será recordada por los tuiteros belgas como la noche del gato. Pese al cabreo de muchos y por suerte, con la colaboración de otros tantos, la red se inundo de gatitos monos, gatitos malvados, gatitos gracisosos pero gatitos y no los movimientos de la policia belga en sus operaciones de búsqueda del terrorista huído tras los atentados de Paris.

El debate estaba servido, muchos (demasiados) adalíes de la libertad de expresión se agruparon para denunicar este “atentado contra la libertad” en pos de la seguridad. Claro que, es importante  saber que la seguridad no es solo la de los policias que están jugándose el tipo para capturar a los terroristas, sino que es la seguridad de toda una ciudad. Perdonadme pero no veo tan descabellada la petición de la policia belga de que no se informase en tiempo real de las operaciones que estaban desarrollándose, es más me parece lo más coherente y de primero de estrategia: no dar pistas al enemigo. Claro que hay plumillas que haría la guerra al estilo de Miguel Gila.

debate-informacion-seguridad

En ningún momento, la policia belga exigió y quedó a la ética de medios y ciudadanos el seguir informando o no. Por suerte, los belgas supieron entender la magnitud de los momentos que vivimos y el peligro para los agentes y ellos mismos de estar dando cuenta de de dónde, cuándo, cuántos agentes y que estaban haciendo en cada momento a través de las redes sociales y los medios de comunicación. A todos nos importa y queremos saber que está pasando pero igual que yo en pijama y cenando estoy rastreando lo que se dice en Bélgica lo puede estar haciendo el yihadista al que persiguen y le ponemos en bandeja la huida.

En este caso, los belgas optaron por acogerse al hashtag #BrusselsLockdown y llenar los timelines de felinos, una manera de unirse y apoyar a la policia en una lucha de todos contra el integrismo radical que nos está costando la vida de muchísimos inocentes.

gatosLa libertad de expresión, opinión, información es muy importante pero debemos tener en cuenta que esa información está poniendo en riesgo operaciones policiales por la seguridad de todos y la vida de los agentes que participan en ellas.

La guerra contra el terrorismo es una cuestión de toda la sociedad, ¡bravo por los gatitos belgas contra la yihad! La policia belga también lo ha agradecido con un tuit complice, simpático y para mí perfecto esta “noche del gato contra el yihadismo”.

policia-belgica-gatos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: