Hace Rato que estamos en campaña

Los juegos de palabras con el último corrupto del PP son rápidos, tontos y bastante insustanciales pero, como ya nada nos sorprende los de Génova nos recuerdan su lucha contra la corrupción y ganan titulares aunque sea a costa de uno de sus máximos exponentes. Un hombre del partido y que fue mano derecha del expresidente Aznar.

rato-detenidoRodrigo Rato está detenido, para la “no-sorpresa” de nadie. Se le investiga por fraude fiscal,  blanqueamiento de dinero y alzamiento de bienes. Seguro que todo tiene una explicación al estilo de Jordi Pujol y resulta ser una herencia de la que ninguno de sus hermanos sabían, o sí porque parece que de casta le viene al galgo.

Rodrigo Rato no es un recién llegado al partido y su ejemplificadora detención está dando a los votantes de derechas, argumentos para que su voto no se pierda, y al contrario se destine a engrandecer a un partido que lucha contra la podredumbre interna que les viene haciendo caer en picado en las encuestas. El caso o más bien mi duda aquí nace de la incertidumbre… Si las encuestas fueran bien para los de la gaviota, ¿habría sido investigado y detenido (al menos a estas horas es lo que parece, que dormirá en un calabozo) Rodrigo Rato? Permitidme que lo dude.

Para que lo tengamos claro, es necesario contextualizar la trayectoria de Rodrigo Rato, porque lleva siendo parte activa de la vida política y económica desde hace más de treinta años, repasemos su curriculum:

Diputado en las Cortes Generales (1982-1996)

Vicepresidente segundo del gobierno y ministro de Economía (1996-2004).

– Director gerente del Fondo Monetario Internacional (junio de 2007

– Presidente de Bankia (2010-2012).

– Consejero asesor para Latinoamérica y Europa de Telefónica.

¿Habría pasado los “hirings” de Aguirre? Desde luego este currículum es un ejemplo claro de esas puertas giratorias de las que tanto habla Podemos y los dos partidos tradicionales niegan que existan. El último en negarlo Felipe González en la entrevista que le hizo Pepa Buena en Viajando con Chester.

imagesUn exministro de Economía y Hacienda que en sus ratos libres es defraudador fiscal, ¡y no es un aforismo! (aunque a Benjamín Prado le encantaría). Un banquero que roba sus ahorros a los pobres jubilados y que se dedica a usar tarjetas opacas (o black) a diestro y siniestro, cargando en cuenta hasta una cena cuando ya había presentado su renuncia, con dos cojones y ni gota de vergüenza que eso lo deja para los preferentistas a los que estafó los ahorros de toda una vida de trabajo.

Pues bien, estoy bastante segura de que Rato hoy estaría tranquilamente en su casa si no tuviéramos elecciones municipales y autonómicas en mayo y las generales a la vuelta de la esquina pero con Pablo Iglesias ganando titulares a base de regalar DVDs al monarca, Ciudadanos con su programa de legalizar prostitución y drogas, los líos en la izquierda tradicional… ellos no podían dejarse ganar en la guerra del titular y han contratacado con una noche de calabozo para el “excelentísimo señor Don Rodrigo Rato“, una noche más que vivirá a costa de las arcas públicas, porque la cárcel corre de nuestra cuenta , Rodrigo.

Que nadie me tache de socialista porque no hace mucho, escribí sobre la destitución fulminante del ya olvidado Tomás Gómez, la causa de aquella destitución era similar aunque menos grave igual que el alto cargo del PSOE era más bajo que el altísimo cargo que ha ocupado Rodrigo Rato.

Mañana a ver con que nos sorprenden.

1 respuesta

  1. paloma dice:

    Que cierto es, estamos en plena campaña.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: