Pedro Sánchez aparca el coche

Dicen que segundas partes nunca fueron buenas pero esto no afecta a Pedro Sánchez porque él no se fue, a él no le echaron; lo que le pasó a Sánchez es que se vio cantando “soñé un mundo feliz, muy muy lejos de aquí, y como no lo encontré fui a buscarte con mi coche”, al más puro estilo Santi Balmés. Y allá que se fue Pedro, no sin antes anunciarlo…

Y bueno, mientras Pedro Sánchez emprendía su coherente viaje al que le impulsó su defensa a ultranza del “NO ES NO” -que casi parece una afirmación rajoyana como que “un vaso es un vaso”-, el resto de lo partidos se han encontrado con la pura incoherencia, salvo Ciudadanos que sigue como siempre, con su militancia ausente y Albert Rivera tratando de que en el congreso no le elijan el último cuando juegan; y el PP inmerso en sus diversas tramas y con un presidente que no se entera ni del NODO o se hace el sueco cuando le entrevista Carlos Alsina.

Porque todos sabemos que lo que realmente tiene que hacer como presidente del gobierno de España es estar pendiente de La Liga y del tiempo, culpable de que esta semana hayamos batido varias veces el récord en el precio del kw/h, nada que este precio con la política energética… Está afición de Rajoy por el tiempo le viene de lejos y costó la carrera a su primo que según Mariano Rajoy negaba la existencia del cambio climático

Pero, Pedro Sánchez ya nos avisó que no se iba y que volvería a intentarlo y la militancia le apoya porque se cree escuchada y ve en Sánchez su adalid contra los malos. Un clásico, tenemos que demonizar al enemigo, el PP es la condenación eterna y nunca se debe debatir ni negociar con ellos. Mal vamos con esa idea y aún peor si de lo que se trata es de gobernar un país. Mientras tanto otros no creyeron que Pedro no volvería como su amigo Patxi López que ha visto su oportunidad de ascender de telonero a estrella y se presenta a las primarias contra su hasta ahora amigo, claro que en Política si algo saben es de traición y desde época de los romanos, ¿verdad, Bruto? Todos creyeron que Sánchez era el protagonista de Pedro y el lobo y ¡no! Sánchez es un hombre de palabra y si dice que no se va, no se va y va a gritarlo a Dos Hermanas para que Susana vea que no se ha perdido por Despeñaperros.

No me olvido de Podemos, ¡pura coherencia! Critican el bipartidismo con un partido segregado en dos, sí hay otras opciones pero quedan en una anécdota entre Errejonistas y Pablistas, esos son los dos partidos que hacen de Podemos un “bipartido”. Dicen que el debate es bueno pero más que argumentar se trata de desprestigiarse mutuamente y eso no es coherente ¿o sí? Eso sí, democracia según la entienden ellos es derribar un partido de coalición.

Visto el panorama y la amenaza de que las fichas del tablero o el menú sea el mismo en la siguiente cita electoral, admiro y comparto la perseverancia de Pedro Sánchez y su coherencia. Dimitió porque no podía dejar de decir “NO” al PP pero vuelve a resurgir por su firme intención de gobernar. Pedro Sánchez aparca el coche y sólo el tiempo díra si

Él que la sigue la consigue

 

 

Y para suavizar la “amenaza” la canción de Love of Lesbian que parecía estar en la cabeza de Pedro Sánchez cuando dijo que cogía su coche y se iba a recorrer el país.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: