¿Quién pierde con el ‘Brexit’?

Ya hace meses que se habla del Brexit, su conveniencia y su inconveniencia para la Unión Europea de que el Reino Unido abandone al resto de Europa. ¿Intentamos dejar claro quién sale perdiendo?

En frío, muchos decimos que qué más dará si se van. Total, Reino Unido nunca ha sido parte al 100% del proyecto de la Unión Europea. No se notará mucho el cambio si se produce el ‘Brexit‘, ellos ya promulgan sus leyes, tienen derecho a veto y ni siquiera se embarcaron en la aventura de la moneda única o aplican el tratado de Schengen. Eso sí, bien que sus ciudadanos vienen de vacaciones a nuestras costas y de paso han inventado el “turismo sanitario“, ¿si dejan la UE pagarán las prótesis de cadera que llevan sus paisanos a costa de los españoles? (por no ponernos demasiado intensos).

Britain's Prime Minister David Cameron arrives to pose for a family photo during a European Union leaders summit in Brussels April 23, 2015. European Union leaders who decided last year to halt the rescue of migrants trying to cross the Mediterranean will reverse their decision on Thursday at a summit hastily convened after nearly 2,000 people died at sea.   REUTERS/Francois Lenoir

Todos estos contras para la Unión Europea, no lo son menos para Reino Unido que de votar que por el ‘Brexit‘, verá como su PIB nacional baja un 3%, empresas internacionales con sede en su país emprenden una mudanza a países que mantengan la fiscalidad europea y les garantice estabilidad. Eso sin hablar de la necesidad que tendrá Gran Bretaña de invertir importantes recursos en apertura comercial y desregular su mercado para hacerse más atractivo a las marcas y así conseguir salvar 300.000 millones de euros que aseguran los analistas que perderán en los próximos 15 años si se produce el ‘Brexit‘ su desvinculación de la UE.

A la vista de las consecuencias, no queda claro quien pierde más con el ‘Brexit‘ y seguramente este sea el motivo por el que los propios británicos están divididos. Sin embargo, ¿qué hay que darles para que se queden? La lista no es tan larga pero si bastante incoherente con la “UNIÓN” Europea, sus principales peticiones para continuar son:

  • Moneda: Cameron pide que la UE reconzca la libra esterlina como moneda, además del euro. Únicamente Reino Unido y Dinamarca, están exentas de adoptar el euro como moneda si no quieren. El resto de los países que forman o formarán parte de la UE deberán adoptar el euro como moneda oficial en el momento que cumplan las condiciones económicas preestablecidas para los socios de la Unión.
  • Soberanía: desde el gobierno británico no se ve con buenos ojos que la UE cada vez tengan mayor peso y quiere un diferenciación clara entre políticas de la Unión y lo que deciden ellos como estado independiente. Es decir, piden que desde Europa no se metan en sus asuntos y ser independientes del proyecto de estado supranacional.
  • Competitividad: Reino Unido cree que las leyes de la UE son demasiado estrictas y eso va en detrimento de nuestra economía que se ve debilitada frente a otros países como India o China que crecen a pasos de gigante en comparación con la zona euro.
  • Inmigración: El Reino Unido con Cameron a la cabeza quiere dejar restringir el acceso a sus políticas sociales a los trabajadores o residentes en su territorio con una antigüedad inferior a los 4 años.  Esta medida afectaría a los ciudadanos que provenientes de otros países miembros de la UE por lo que supone una contradicción a la libre circulación de personas, fundamento básico de la propia Unión Europea y que se ha convertido en uno de los puntos claves del referéndum.

De no llegar a un acuerdo, el primer ministro Cameron realizará la consulta a los británicos el próximos 23 de junio.

image

Puedes leer las peticiones y propuestas de Cameron de primera mano en la carta que envió a Donald Tusk, presidente del Parlamento Europeo (en inglés).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: