Relajar el confinamiento ante el coronavirus sin haber hecho tests

Todos queremos salir, recuperar la normalidad o al menos ganar la libertad de movimiento que hemos perdido pero serán los niños los primeros que podrán salir con ciertas restricciones, acompañados por un adulto y por supuesto con el desconocimiento de si padecen el virus de manera asintomática porque no se harán los test masivos que recomienda la OMS para controlar la pandemia mundial. Mientras llega el momento, el estado de alarma se alargará otros 15 días tras la aprobación del Congreso, será la segunda prórroga.

Los niños no padecen sintomatología fuerte, tanto es así que de inicio se aseguraba que los pequeños no padecían la enfermedad aunque si que la portaban y eran agentes supercontagiosos. Pero con el tiempo o bien se ha comprobado que los niños pueden padecer el coronavirus o bien el virus ha cambiado y también parasita a los menores, en España no hay datos de contagio del Covid-19 en niños pero el porcentaje en China de niños menores de 9 años contagiados de coronavirus fue del 0,9% y en Italia es apenas del 0,5%, datos prácticamente anecdóticos. El peligro no es que los pequeños se contagien, si no que sigan propagándo el virus y más yendo acompañados de un adulto que puede estar expuesto al covid-19 en sus trayectos al trabajo, al supermercado o la farmacia.

La solución pasaría por saber a ciencia cierta quien está contagiado, quien lo ha pasado ya e incluso quien tiene anticuerpos para combatir la infección del coronavirus y para ello, solo hay una fórmula que ya anunció la OMS: test, test, test. Sin embargo, sigue sin haber disponibilidad de pruebas para toda la población y parece que este es un problema imposible de solucionar a corto plazo.

https://www.dailymotion.com/embed/video/x7srcuk?autoplay=1″ allowfullscreen

Las Fuerzas Armadas harán los test de coronavirus

El Ministerio de Sanidad ha propuesto hacer un macroestudio de prevalencia serológica del covid-19, en el que se realizarán el test a 60.000 personas para tratar de trazar el mapa de la pandemia en España al extrapolar los resultados de estos test a una muestra representativa de la población española de manera estadística. Una manera de hacer un pan con unas tortas o apañarnos con los test de los que disponemos, mientras que Irene Montero va por el tercer positivo en tests de covid-19 y hay servicios esenciales a los que no se les ha hecho ninguno. Estos test del covid-19 los realizarán 750 militares que visitarán los domicilio en una operación que complementará a la “Operación Balmis” y que ha bautizado como “Operación Zendal” en honor a Isabel Zendal Gómez, la enfermera que acompañó al médico Francisco Javier Balmis en la misión de tratar de inmunizar a la población contra la viruela a finales del siglo XVIII.

Los militares visitarán los 32.000 domicilios seleccionados según criterios del Instituto Nacional de Estadística y harán los tests en dos oleadas. Primero se llevarán a cabo los llamados tests rápidos y después lo famosos PCR en el caso de pacientes que den negativo al test rápido pero presenten síntomas de la enfermedad. Los efectivos podrían ir sin uniforme y en vehículos alquilados, lo que no es del agrado de los mandos militares que ven un transfondo político en el hecho de restar visibilidad a las Fuerzas Armadas en esta fase de la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Con los resultados de este estudio de prevalencia serológica del virus en la población española, se podrán ir diseñando las etapas de la desescalada del confinamiento con la que no solos los niños, que podrán salir a partir del día 27 de abril, soñamos. Mientras ese momento llega, deberemos seguir resistiendo en casa haciendo ejercicio o pan para evadirnos de la pandemia del coronavirus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: